lunes, 7 de septiembre de 2015

Metabarones #1: Othon & Honorata, de Alejandro Jodorowsky y Juan Giménez

Título: Metabarones #1: Othon & Honorata
Autor:  Alejandro Jodorowsky, Juan Giménez
Publicación: Humanoids Publishing, 2004 (Othon 1992, Honorata 1993)

Argumento [no he encontrado una buena reseña del volúmen 1 en español, así que os dejo esta del tomo completo de Reservoir Narrativa]:

De la imaginación del polifacético artista Alejandro Jodorowsky e ilustrada por el maestro Juan Giménez, nos llega la trágica y dramática leyenda de los Metabarones. Esta serie nos muestra un mundo donde la fantasía y la ciencia ficción se mezclan para construir el escenario perfecto para un épico relato de parricidio, destino, incesto y sangre, en la más pura tradición de las tragedias griegas. La casta de los Metabarones cuenta la leyenda de Othon, ghnar, Cabeza de Hierro, Aghora y el Metabarón in Nombre, cinco generaciones de guerreros ondenados a ser deformados o heridos por el padre que los ha de entrenar (y les ha de emplazar la parte dañada con un implante ibernético), del mismo modo que están condenados a matar a su padre como la prueba ritual necesaria para convertirse en el nuevo Metabarón, rey y mercenario. Este linaje de guerreros invencibles vive en un planeta que encierra un gran secreto: la epifita, una sustancia capaz de despojar de gravedad a cualquier objeto, por grande que sea. Un accidente desencadena los acontecimientos, y el secreto habrá de ser vendido al imperio. Brutales ritos de iniciación, actitudes moralmente más que discutibles y multitud de subtramas desfilarán ante nuestros ojos mientras disfrutamos de las fantásticas recreaciones de Juan Giménez, que se superponen a los delirios metafísicos de su guionista para deleitarnos con su buen hacer.


Mi reseña:
Othon, el Metabarón

Hace unos meses, hacia el final del curso lectivo, fui a un seminario (por diversión, a veces hago estas cosas) de literatura en el que se mencionó a Jodorowsky. Hasta entonces, analfabeta en el campo de mi, no había oído hablar del (dice la wiki que es) escritor, director teatral y de cine, guionista, actor, mimo, marionetista, compositor de bandas sonoras, escultor, pintor y escenógrafo en cine, historietista, dibujante, instructor del tarot, psicoterapeuta y sanador psicomágico (ok).

Pero me llamó mucho la atención, me interesó mucho como en su ciencia ficción pasada por LSD usaba la mitología cristiana y me apunté varias obras suyas para leerme algún día. Llegó entonces a primeros de agosto un amigo de tierras valencianas* a decirme que debía leer Metabarones. Le hice caso, por supuesto, y... No me creía del todo lo que estaba viendo. Me encantaba pero me tenía completamente desconcertada. La ilustración es genial, y me di cuenta aunque fuese alguien que pone por encima el dialogo y la historia al dibujo.

Pero el dialogo, la historia, el simbolismo, las referencias. Este primero es el inicio de todo un universo que da para más análisis de los que se podrían hacer aquí. Así que os voy a intentar explicar de qué va todo esto de una forma más o menos lógica (cosa que no es fácil, y si acabáis leyendo la obra veréis porqué). Es un universo super futurista y hipertecnológico de una forma que puede resultar incluso cómica, un universo de comercio entre planetas o galaxias, de manipulación genética y en el que la robótica es algo más que una ayuda para el día a día. En ese futuro nos encontramos con los Metabarones.

En este primer volumen nos encontramos con una descripción de todo este universo y las primeras generaciones de los Metabarones y la primera explicación de cómo se forma su linaje a través de rituales de iniciación que... bueno, la mutilación forma parte de ello, pero prefiero que lo veáis por vosotros mismos. A partir de ahí os podéis imaginar de todo (de hecho, no, es una locura constante). Los personajes principales, la casta de los Metabarones, suelen ser estoicos, fríos, duros (pero se suelen llevar a la chica guapa, es lo que tiene ser un Metabaron).

Una historia llena de guerra, sangre y una búsqueda de esa humanidad perdida. El honor de los Metabarones los lleva a extremos absolutamente insospechados y eso los lleva a brutalidades como las de sus ritos de iniciación. Es una bizarrada, es una locura hecha novela gráfica.

¿Algo que puede que no me gustase? La pareja de robotitos que narran la historia y la van interrumpiendo a ratos. Al principio me hicieron gracia, pero acabaron por cansarme un poco ya que quería ir al grano, a la historia principal. Algunos diálogos pueden estar un poco con pinzas, pero en general es una obra maestra que recomendaría a todo al que le guste el género y tenga ganas de algo fuera de lo común.


*¡y aprovecho la ocasión  para desearle un feliz cumpleaños! :)

2 comentarios:

  1. A mi es que este tipo de libros no me llaman
    así que de momento lo descarto
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! :)

    Pues la verdad es que no me atrae nada :S Me gustaría ver las ilustraciones, pero no me apetece mucho leer esta historia; no es un género que me guste.

    A ver si en la próxima lectura coincidimos :)
    ¡Un saludo! ^^

    ResponderEliminar